PROGRAMAS CURSOS CORTOS
INSTITUCIONAL CONTACTO

Jariola y Chi, marcas locales que van tras el mercado de bebidas naturales

«Nuestro foco es desarrollar bebidas con productos autóctonos de Uruguay.

Limón, jengibre y menta; mandarina y yerba mate; limón, jengibre y yerba mate; agua tónica con hierbas; mandarina y vainilla. Se trata de los sabores de las uruguayas Jariola y Chi, marcas que irrumpieron hace menos de tres meses en el mercado local de bebidas naturales.

«Nuestro foco es desarrollar bebidas con productos autóctonos de Uruguay. El primer sabor fue maracuyá y guayabo, pero el costo de producirlo era muy alto y lo dejamos atrás», recordó Mariano Mazzola, socio fundador de Jariola.

La idea, que surgió hace dos años, tomó forma como empresa en 2016 cuando en Sinergia lo invitaron a presentarse a la herramienta de capital semilla de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). Tras captar ese fondo, con una inversión total de unos US$ 30.000 se terminó de armar la planta en marzo de este año y a fines de julio salió la primera botella al mercado, indicó.

Hoy tiene en producción tres sabores —mandarina con vainilla, agua tónica con hierbas y jengibre con yerba mate— y las comercializa en botellas de 330 mL. En este tiempo en el mercado ya colocó unas 3.000 unidades entre Montevideo y Colonia, que superaron su plan inicial de 2.500. Con una capacidad para generar 1.000 botellas al día, Mazzola explicó que está preparado para responder la creciente demanda. «Por ahora trabajamos con stocks muy cortos porque la bebida no tiene conservantes, solo el gas carbónico, y de esta forma podemos tener el producto más fresco del mercado», señaló.

Con Jariola, Mazzola ya conquistó nichos especiales, principalmente restaurantes, cafeterías o bares y algunos puntos de venta al público con precios que oscilan entre $ 65 (al público directo) o ?$ 95 y $ 120 (si se consume en restaurantes). En su caso, la vedette es el sabor de limón, jengibre y yerba mate, que concentra un 50% de las ventas totales, Los otros dos sabores representan un 25% cada uno.

A futuro, las energías de Mazzola están puestas en desarrollar «tanques» de 10 y 18 litros (tónica y hierbas) que se podrían utilizar para coctelería. El objetivo es lanzarlos al mercado en unos 45 días, adelantó. En paralelo está preparando el desembarco en Maldonado. «Lo estamos presentando a clientes y esperamos comenzar a entregar en un mes», dijo Mazzolla, quien espera lanzar un nuevo sabor en 30 días (pomelo y jazmín), y llegar a comercializar 8.000 botellas al mes antes de fin de año.

Un gusto personal

Casi en el mismo momento que Jariola, la marca Chi hacía su debut. A mediados de junio salió la primera botella al mercado, informó Leonardo Maiche, cofundador de la empresa junto a Carlos Valmaggia y Roger Gutiérrez.

«La idea surgió hace un año de la necesidad que yo tenía de consumir bebidas sanas en Uruguay», dijo Maiche, quien conoció estos productos en Europa donde vivió por varios años. Le presentó la idea a los actuales socios, que también estaban investigando el mercado y finalmente en marzo se concretó la empresa.

El producto se presenta en un formato de botella de vidrio de 375 mL (a precios entre $ 90 y $ 120). Esto es «por estética para que pueda acompañar una mesa en un buen restaurante, pero también porque queremos ser amigables con el medio ambiente y el vidrio es reciclabe», remarcó Macihe.

Hoy se puede probar la bebida —que ofrece dos sabores: limón, jengibre y menta, y su versión energizante de mandarina y yerba mate, endulzados con miel orgánica— en unos 60 puntos de venta, principalmente restaurantes de Montevideo. Sin embargo, la marca logró expandir su cobertura y llegar a comercios de venta directa al público como Iberpark, Madre Tierra y otras tiendas naturistas, explicó Maiche.

De esta manera, y de la mano de distribuidores, la empresa tímidamente expandió su alcance a cinco departamentos. Hoy se pueden encontrar las botellas de Chi en Colonia, Montevideo, Canelones, Maldonado y más recientemente Rocha (La Paloma y Punta del Diablo).

A un mes y medio de salir al mercado, entre ventas y promociones en ferias, Chi ya ha colocado 10.000 botellas. «Sacamos la primera tanda de 3.000 y rápidamente tuvimos que producir 7.000 más. Algo queda de stock, pero ya está planificada otra producción de 10.000 botellas más para inicios de octubre», aseguró Maiche.

La empresa, que se gestó en la incubadora de la Universidad Católica de Maldonado, funciona en Punta del Este, en el Startup Cowork y Café y, a diferencia de Jariola, tercerizó la fabricación en una empresa de Montevideo. Para su creación captó US$ 25.000 del fondo de capital semilla de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE), además de inversión de los propios socios.

En los próximos pasos de Chi está el lanzamiento antes del verano de un nuevo sabor, mango y cardamomo, mientras «evaluamos sumar una botella de 700 mL», concluyó Maiche.

http://www.elpais.com.uy/el-empresario/jariola-chi-marcas-locales-mercado-bebidas-naturales.html

 

Nos Acompañan